Los diseñadores canalizan los datos aportados por el departamento comercial, dándoles forma y color para crear las prendas exclusivas o aquellas que mejor se adapten a la imagen y funcionalidad requerida.

 

 

Se diseñan las herramientas de gestión a medida (catálogos, hojas de pedido personalizadas, fichas de medidas…) para dotar de sencillez y agilidad, la relación entre empresas.