Calzado tradicional – Aquellos que prefieran un calzado básico, en cuero o serraje con acero o nuevos materiales como puntera de composite y lámina antiperforante de Kevlar, y por supuesto siempre con su rigurosa certificación a nivel europeo.


Existe en bota o zapato y su elección irá en función de las características del trabajo y la satisfacción del propio operario.

 

Bota Soldador – con hebilla de desprendimiento rápido o velcro. Ideal para trabajos de soldadura, radial, etcétera.


A elegir entre puntera y lámina antiperforante de acero, o con composite y Kevlar.

 

Calzado deportivo – Nuevos materiales para un calzado estéticamente deportivo que no pierde su condición de EPI.

 

Estilo Trecking – Para aquellos que quieren una bota confortable y con un estilo distinto.

Desde la bota más sencilla a aquella con los materiales más ventajosos como nobuck, membrana goretex, kevlar, composite, suelas tecnológicamente desarrolladas.

 

Calzado sanitario – Amplia gama de calzado sanitario, limpieza, cocina y otros trabajos con suela especialmente diseñada para permitir una perfecta anatomía, flexión y un óptimo agarre.

Modelos disponibles en diversos colores.

Calzado blanco – Para aquellos trabajos en industria alimentaria, salas blancas, limpieza… donde sea necesaria la puntera de protección.

Variedad de modelos en bota, semi bota y zapato. 

Botas para agua, ácidos, grasas – Son varios los tipos que existen. Botas de PVC, nitrilo, poliuretano. De caña alta o baja. Con suela de carro armado o sencilla con distintos compuestos. Con o sin protección de puntera y plantilla de metal.


Cada modelo posee unas características concretas para un determinado trabajo. Las hay simplemente para la lluvia o para el sector agro-alimentario, mataderos, salas blancas, etcétera.